La venta en supermercados sigue en caída

0
69

Bajó la demanda de artículos de limpieza y perfumería, y también de bebidas alcohólicas. A su vez, creció la de segundas y terceras marcas.

Según una encuesta  publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), los supermercados de la provincia de Corrientes registraron en mayo una suba de 37,5 % interanual en sus ingresos por ventas. Este  monto se refiere a la suma total en pesos y no en cantidad de productos.  Asimismo, en el mismo período la inflación general en la región NEA fue del 51 %.

Raúl Rogido, gerente de una cadena de supermercados local, informó que el valor del ticket promedio de compra es 30 % más alto en los últimos meses. Pero este porcentaje se da porque los consumidores compran la misma cantidad de productos, o menos, a precios más elevados.

Por otra parte, con bajas expectativas, Rogido afirmó que el nivel de consumo del cliente promedio está en declive, y que cada vez los clientes consumen menos cantidad y variedad de insumos.  

“Hay gran baja en el nivel de compra, sobre todo en los productos de limpieza y de tocador”, informó. En estos se incluye artículos de limpieza y perfumería: lavandina, detergentes, jabones, desodorantes ambientales, ceras, insecticidas, champús, desodorantes corporales, jabones de tocador, tinturas, hojas y cremas de afeitar, perfumes y lociones, entre otros.

Además, cayeron las ventas en carnes y frutas y verduras. 

Referido a ello,  Rogido  informó que el valor del ticket promedio de compra es 30 % más alto en los últimos meses, debido al aumento de precios.

Además, el supermercadista afirmó que los clientes  compran solo lo esencial,  como aceites, fideos, huevos, galletitas, azúcar, té, café, yerba mate, leche, cereales, arroz, harina y pastas frescas , entre otros. 

El supermercadista dijo que se notó una disminución del consumo de bebidas alcohólicas, que integra bebidas con alcohol: vinos, cervezas, licores, sidras, whiskies, coñacs y otros. 

Rogido lo atribuyó a la temporada invernal. “Se nota, por la temporada, que la venta de bebidas alcohólicas estaba en caída, y es probable que, por el invierno muy frío, se  esté consumiendo menos”, consideró. 

El crecimiento de la comercialización de segundas y terceras marcas es un factor que también predomina en los clientes. “Nosotros nos distinguimos por tener gran cantidad de marcas líderes, pero damos la posibilidad a los consumidores de que puedan elegir segundas marcas, porque el bolsillo los condiciona”, enfatizó.

“En primera instancia, el consumidor baja las cantidades de las primeras marcas que consume y luego, si su situación económica no lo permite, opta por las segundas y terceras marcas”, explicó. 

A su vez, afirmó que las compras están centralizadas en productos básicos y eso se ve en día a día. “Las personas compran lo del día. Ya no se ven más los carros de supermercados completos. En cambio, distribuyen su compra durante todo el mes, es decir que no hay mucha concentración de ventas en ninguna sobre alguna época del mes”, informó. 

Con respecto al modo de pago, Rogido afirmó que prefieren pagar con tarjeta, de forma financiada. 

“La gente está buscando la opción de financiar su compra de alimentos, inclusive en cuotas, y no necesariamente lo hacen cuando compran montos grandes. Comprar de forma financiada ya es  una modalidad” afirmó. 

“Ni con el cobro del aguinaldo se sintió un incremento en las ventas”, enfatizó. 

Asimismo, el supermercadistas afirmó que las personas prefieren financiar sus compras sin importar si es un monto alto o bajo. “Se financian las compras de alimentos, y eso refleja la crisis económica que estamos atravesando”, completó.