Transporte: por pedido de empresarios suspenden servicios nocturnos

0
256

La Unión Tranviaria Automotor (UTA) confirmó que no habrá servicio de colectivos en la provincia desde las 22 del miércoles y hasta las 6 del jueves.

De esta manera se deci­dieron plegar a la medida anunciada por la Federación Argentina de Transporta­dores por Automotor de Pasajeros (Fatap) que tiene implicancia en todo el terri­torio nacional y que reclama por la crisis generada por la escasez de gasoil y la falta de los depósitos en ayudas económicas prometidas por el Gobierno.

Autoridades que nuclean a las empresas que conce­sionan el servicio de colec­tivos en diversos puntos del país emitió un comunicado el lunes, donde adelantaron que quedará suspendido el servicio nocturno desde el miércoles a la noche hasta el jueves a la mañana, con el objetivo de “dar prioridad a los que funcionan en horas pico”. A la par, indicaron que el pago de salarios y me­dio aguinaldo de junio ha quedado “condicionado” a que se asignen recursos para ello. Se trata de una nueva advertencia de parte de la entidad con relación a los escasos recursos que esta­rían llegando de Nación en concepto de subsidios para sostener el sistema de trans­porte.

El presidente de la (Fa­tap) Gerardo Ingaramo, expresó “ayer a las 15 ho­ras tuvimos reunión en el Consejo Directivo del Fa­tap con relación a la situa­ción de combustible y nos encontramos con lugares donde no hay más gasoil, por eso retiramos el ser­vicio desde las 22 horas del miércoles y hasta las 6 del jueves”. 

El lunes, se conoció la in­formación que desde Fatap apuntaba a un paro noctur­no en virtud de la escasez de gasoil y como medida para paliar la falta de combusti­ble. Y añadió: “Y donde hay nos cobran 250 pesos por litro”. 

A su vez, Ingaramo, afir­mó “en las 14 mil unidades de todo el país y salvo algu­nas provincias que tengan otro tratamiento, tenemos confirmado que el 80% va a paralizar el servicio”.

Al mismo tiempo, el pre­sidente de Fatap, mantuvo: “Por el momento es por un solo día, lo que hay que ha­cer es un llamado de aten­ción a las autoridades, no estamos encontrando nada, es un problema para las em­presas, tenemos que decir ‘hasta acá llegamos’ y vemos cómo resolvemos el tema”.

Fatap sostuvo que la me­dida “se comenzaría a im­plementar la próxima sema­na”.

Según consignó, es conse­cuencia de dos factores:

1) Los incumplimientos reiterados del Gobierno na­cional, que de los $70.000 mil millones necesarios para dar cobertura mínima al presupuesto año 2022, el estado nacional por medio del DNU 331/22 ha decidido asignar solo $38.000 millo­nes, lo que representa un 45% menos de lo solicitado y que está destinado a cubrir gastos básicos, como sala­rios y mantenimiento de las unidades.

2) Los constantes incre­mentos en el precio del ga­soil, sumado al agotamiento del stock disponible y la fal­ta de reposición del consu­mido.

“A pesar de que el sector del Transporte Público por Automotor de Pasajeros del interior del país, ha reali­zado un gran esfuerzo para explicar las muy desfavora­bles condiciones en que la actividad se desarrolla, has­ta el momento no ha obte­nido respuestas acordes a la gravedad de la situación que la afecta. En este contexto, resulta imposible atender salarios, aguinaldos y los costos erogables, tales como combustibles, lubricantes, neumáticos, reparaciones y seguros, elementos todos imprescindibles para man­tener operables los servi­cios. Lamentamos profun­damente los contratiempos que esta medida ocasionará a nuestros usuarios y a la población en general, pero la adoptamos con la con­vicción de que es la única manera de evitar la para­lización total del sistema, la desaparición de empre­sas de capital nacional y la consecuente pérdida de los puestos de trabajo que ge­neran”, finalizó el texto del gremio.

Ante este contexto, habrá reducción de servicio en todo el interior del país.

El pago de salarios y medio aguinaldo de junio ha quedado “condicio­nado” a que se asignen recursos.

Refuerzo en subsidios al transporte no acalló quejas

En medio de la pulseada en el Congreso contra las asimetrías pro Amba, los $16.050 millones para el cuatrimestre julio-octubre oficializados este lunes por el Gobierno na­cional para alimentar -con un incremento respecto de las cuotas actuales- el alicaído Fondo de Compensación al Transporte Pú­blico de Pasajeros por Automotor Urbano y Suburbano del interior del país no alcan­zaron a calmar los reclamos de gobiernos provinciales y de los empresarios del sec­tor, desde donde alertaron que la medida es “insuficiente”.

Desde filas empresariales incluso advir­tieron que si no reciben $6.500 millones en julio tendrán complicaciones para pagar sueldos y aguinaldo a los choferes de colec­tivos.

Según la Resolución 401/2022 del Minis­terio de Transporte -que conduce Alexis Guerrera- publicada este lunes en el Boletín Oficial, las remesas a las provincias serán de $ 3.850 millones mensuales en julio, agosto y septiembre, con una suba del 10% respec­to de las actuales. Y en octubre se elevarán a $ 4.500 millones, con un aumento del 16,9%.

“Es un esfuerzo porque es un 50% más de lo que estaba establecido distribuirse, pero no es suficiente”, señaló el mandatario de San Juan, el peronista Sergio Uñac. E hizo hincapié en la necesidad de “barajar y dar de nuevo” con la discusión en pos de un re­parto equilibrado de subsidios que se diri­me en el Parlamento nacional.

En sintonía, el titular de la Comisión Fe­deral de Transporte (Cofetra), el santafesino Osvaldo Miatello, aseguró que el incremen­to “no alcanza”. “Lo que hace la resolución es poner en práctica los $38 mil millones fijados en el Presupuesto que mandó el Pre­sidente por DNU, y está lejos de los $ 46 mil millones en su momento anunciados y más lejos aún de lo que se está tratando en la Co­misión de Transporte de Diputados, que dio despacho a un proyecto con $59.500 millo­nes para todo el interior, más allá de seguir discutiendo la igualdad de trato respecto del Amba”, dijo el funcionario del justicia­lista Omar Perotti.

“Es un aumento del 10% pero sigue es­tando 30% por debajo de los costos reales del sistema; sigue habiendo un ajuste”, coincidió el secretario de Servicios Públi­cos de Mendoza, Natalio Mema, desde el gobierno del radical Rodolfo Suárez.

El titular de la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasaje­ros (Fatap), afirmó: “Esta resolución no nos permite hacer frente a todo”, advirtió.