¿La salida de Ginés es suficiente?

0
37

Una encuesta reveló que el cambio de ministro no aplacó los ánimos. La vuelta del popular lema “que se vayan todos”.

Alberto Fernández sufrió la peor cachetada contra su Gobierno con el escándalo del “vacunatorio VIP”. El presidente argentino esperaba dominar la agenda con su “Consejo Económico Social”, pero la presentación quedó absolutamente opacada por las declaraciones de Horacio Verbitzky, quien reconoció por radio haber recibido la vacuna rusa Sputnik V, luego de hablar por teléfono con su “amigo”, el ahora exministro de Salud, Ginés González García.

Sin menciones públicas oficiales sobre si lo que hubo fue una torpeza del “Perro” o si se trató de una efectiva operación, Alberto Fernández condenó lo que ocurrió y lo tachó de inaceptable. Este escándalo ocasionó que le pidiera la renuncia a su ministro y amigo personal. Quien asumió en la cartera fue Carla Vizzotti, que ya se desempeñaba en el ministerio, del que muchísimas veces ofició de vocera durante la gestión del reciente renunciado. Es decir, el cambio fue cosmético.

Alberto asumió que no podía mantener al ministro en el cargo, por lo que le otorgó a la opinión pública una especie de sacrificio político. No más que eso. El ministerio de Salud de Ginés es el mismo que el de Vizzotti, pero a los argentinos no les alcanzó la “lavada de cara” y la ofrenda de un funcionario en concreto.

Este fin de semana, la consultora Managment & Fit salió a hacer un relevamiento sobre el humor de la ciudadanía y preparó un informe basado en 1500 opiniones de argentinos mayores de edad de todo el país. El 61 % de las personas encuestadas reconoció que “desconfía” del plan de vacunación del Gobierno de Alberto Fernández. Por su parte, el 71 % aseguró que todos los funcionarios implicados en el escándalo deberían renunciar ya.

A la hora de preguntar por la confianza que genera el supuesto plan de vacunación “justo y equitativo” del Gobierno, el 40,3 % dijo que no tiene “nada de confianza” sobre este planteamiento. Por otra parte, 24,5 % tiene  “algo de confianza” y también el 12,1 % demostró tener “poca confianza”. Quienes se manifestaron fuertemente en favor del oficialismo fueron la minoría: solamente el 2,2 % dijo tener “mucha confianza”.

El debut de Vizzotti

Al asumir la cartera de Salud, la flamante ministra reconoció el error de su antecesor, pero aseguró que ella no estaba al tanto de nada. También señaló que se trató de un “hecho aislado” y que de ninguna manera estaba funcionando un “vacunatorio VIP”. Por ahora, lo que salió a ofrecer el Gobierno parece que no alcanza.